lunes, 17 de diciembre de 2007

Semana de Cine de Cartagena II

• Clausura de la Semana de Cine de Cartagena y el Teatro Circo se viene abajo con Manuel Alexandre. Pequeñito y emocionado, con todo el público en pie aplaudiendo y muchas lágrimas (servidora con rimmel waterproof, que ya tiene experiencia) recibe la Carabela de Plata a toda su trayectoria. "¡Maestro!" le gritan desde las butacas. Pero un poco más y tenemos una maldición tipo premio Donostia (ya saben, se lo entregaban a una actor y éste moría al poco tiempo, como pasó con Bette Davis y con Anthony Perkins), porque Alexandre tropezó subiendo la rampa de acceso al escenario. Menos mal que andaba por allí Andoni Ferreño, presentador del acto, y lo pilló al vuelo (Ferreño sólo hizo dos cosas bien esa noche, una fue ésta, ahora les cuento la otra).

• Gala rapidita, muy bien planificada y con una escenografía estupenda que hizo una empresa de Barcelona. Lo peor: el descontrol en la proyección de imágenes y un Andoni Ferreño fatal. Por lo visto estuvo de copas hasta las mil el día antes y estaba bastante espeso. Leía muy rápido, sin ganas y sin gracia (nenico, que te están pagando!).

• Premios per tutti y premiados que no asisten (qué casualidad, la mayoría estaban currando y no podían desplazarse hasta Cartagena, para que luego digan que no hay trabajo en esto del cine). Afortunadamente los que vienen son estupendos: Eduardo Chapero Jackson, que ya sólo merece un premio por trabajar en esto sin cambiarse el apellido, recogió su galardón al Mejor Corto por "Alumbramiento", peli multipremiada (León de Oro en Venecia, mejor corto en los Premios de Cine Europeo) y con críticas excelentes. Cuando le entregaron el galardón en forma de carabela, Eduardo dijo que era muy chulo y que lo iba a poner al lado de su barco de los Clicks de Famobil. Menos mal que no le entregaron el otro premio en forma de Submarino Peral, porque éste no les cuento lo que parecía. Para tenerlo en la mesilla de noche, vaya.

• Veo de cerca a Ana Álvarez y me da un patatús. Ya no es que sea guapísima (que lo es) y que tenga unos rasgos fabulosos (que los tiene), es que posee una cara absolutamente limpia y luminosa.

• Fiestuqui en el Club Naval. Descubro que tengo vocación de canapera. Don Manuel Alexandre sentadito, haciéndose fotos ("si puedo hablar mientras me las hago, ¿eh?") y recibiendo elogios. También se dejan fotografiar Ana Álvarez y Jorge Lucas (Daniel Echegaray en "Yo soy Bea"), al que tienen el morro de preguntarle si es homosexual como su personaje en la serie (pero qué bebe la gente??!!). Riversson el mago deja a todo el personal con la boca abierta improvisando juegos de cartas. Suena de fondo una banda estupenda, Sweet Alchemy, que lo mismo le tira a los Rolling que a los U2. Juancho (sí, el mismo que me decía aquello de "enhorabuena, querida, has alcanzado las más altas cotas de la sociedad local" pero que no se ha resistido a venirse con nosotros -¡toma del frasco, carrasco!-) se pasa la noche diciéndome "Uy, pero si esta canción tiene 18 años por lo menos". Parece la VH1, que te pone los videos con cartelitos tipo "Depeche Mode. Everything Counts. 1983" y claro, te entra una leche que pa qué al darte cuenta de los años que tienes.

• Ferreño no para de hacerse fotos con las señoras (Ferreño es de gustarle mucho a las madres) y sube al escenario para animar al público (segunda cosa que hizo bien) acompañado de Joseba Vázquez, un director de cortos que se acaba de estrenar como largometrajista con "Trío de Ases", con tráiler incluido en la Gala de Clausura, un pedo fabuloso y una novia simpatiquísima, Verónika Moral (otra de cara luminosa). Consiguen que la gente se despendole; fin de fiesta cantando por los Burning. Mucho, mucho frío fuera: esa noche sí procedían las pieles y hasta las camisetas de Damart Thermolactyl.
• Y una pregunta: ¿Por qué La Verdad le ha dado tan poca cancha al Festival? El domingo ponían en portada a Manuel Alexandre (si no lo hacen es para matarlos) pero luego le daban boleto a la clausura con media página. A lo mejor estoy equivocada, pero me da la sensación de que la cobertura de la Semana ha sido un poco floja. Para una cosa que hay, nenes!

• Por fin, los premios. Aquí van (cortesía de La Verdad, por cierto):

- LARGOS:
- Mejor película: "El baño del Papa" de Enrique Fernández y César Charlone
- Mejor director: Fatih Akim por "Al otro lado"
- Mejor guión: Fatih Akim por "Al otro lado"
- Mejor actor: César Troncoso por "El baño del Papa"
- Mejor fotografía: Ostad Ali por "Buda expolotó por vergüenza"
- Mejor actriz: Helen Griffin por "Little White Lies"

CORTOS
- Mejor corto: "Alumbramiento" de Eduardo Chapero Jackson
- Mención especial: "The Dark Side"de José Corral
- Mejor director: Elías León Siminiani por "Ludoterapia"
- Mejor guión: Miguel Ángel Blanca y Alejandro Marzoa por "Temporada 92-93"
- Mejor fotografía: Alejandro Oset por "Diente por Ojo"
- Mejor corto de animación: "La Dama en el umbral" de Jorge Dayas

CORTOS MURCIANOS
- Mejor corto: "Liquidación total" de David Macián
- Segundo mejor corto: "Los Infiernos" de Lucía Asensio Pérez

PREMIO JURADO JOVEN:
- "Little White Lies" de Caradog W. James

miércoles, 12 de diciembre de 2007

lunes, 10 de diciembre de 2007

Semana de Cine de Cartagena

Me invitan a la inauguración de la Semana de Cine de Cartagena. Agradecida y emocionada, porque estos rollos permiten que le de a las dos cosas que más me gustan -al ojo y al taconico- se lo digo a mi amigo Juancho. Él me pone en mi sitio con un "enhorabuena, querida. Has alcanzado las más altas cotas de la alta sociedad local". Demoledor.
Sin dejarme amedrentar por tipos que se codean con Teresa Berganza me enfundo un LBD (que no un LSD, que no es lo mismo) y me pongo a mi churri como complemento vestido de traje oscuro, según reza la invitación. Pero claro, ya saben que eso sólo se reduce a los invitados, porque luego los protagonistas acuden siempre en vaqueros y zapatillas; los super trajes de Heidi Slimane se los dejan para los Goya.
Me cruzo con Fernando Esteso. Fernando está raro, creo que es porque está acostumbrado a que las mujeres se vayan desnudando a su paso, algo del tipo "Señorita, ¿me muestra mi sitio, por favor?". "Sí, por supuesto. Y si quiere le enseño algo más, chato...". Pero no ocurre nada de eso, y Fernando ocupa su asiento sin que ninguna azafata se le insinúe. Se ve que ha perdido parte de su legendario magnetismo sexual. Uno de mis acompañantes insiste en ir a felicitarlo por "Los Bingueros". Me niego, a mí me gusta más "Agítese antes de usarla".
Pasan por mi lado Gabino Diego, Juan Díaz (el hijo mayor de La Hierbas en "Aquí no hay quien viva"), Eusebio Lázaro (Don Severiano en "Cuéntame") y William Miller (el novio hippy de Inés Alcántara). El tal William es impresionante, y de ello nos damos cuenta todas las asistentes, desde las que llevan el traje de Nochevieja del año pasado hasta las que se han puesto las pieles por aquello de que estamos en diciembre - aunque esta ciudad cada vez se parece más a Miami temperatúricamente hablando; estoy esperando a que en cualquier momento aparezcan Alejandro Sanz, Horatio Caine y la novia de Bisbal-. Abre la Semana su director Antonio Martínez y comienza el homenaje a Pedro Beltrán (lo mejor de la noche con diferencia), cartagenero, bohemio, guionista, actor, poeta y mil cosas más. Proyectan fragmentos de una entrevista a Perico Beltrán salpicada con algunas de sus interpretaciones; Eusebio Lázaro (también cartagenero), el guionista Juan Antonio Porto, el director Fernando Merinero y Gabino Diego cuentan anécdotas de Perico y nos dejan a todos embobados (lo de Gabino es impresionante: aparece en el escenario y a todo el público se le pone una sonrisa en la cara). Recitan poemas del homenajeado, unas cosas deliciosas que se editaron en un disco-libro llamado "Burro de Noria". En fin, nunca es tarde para descubrir cosicas buenas, porque aquí servidora se enteró de quién era Pedro Beltrán después de leer su necrológica en "El País". Burra (de noria) que es una.
Como fin de la gala, proyección de la película inaugural "Anastezsi", con la presencia de su director Miguel Alcantud (cartagenero también, claro) y parte de su reparto (Stefano Scandaletti, Juan Díaz, Jun Ichikawa). Stefano y Jun comentan en españolo que están encantados porque han tenido una acogida "muy caliente". Me alegro, porque si los llegan a acoger tras la proyección me temo que la reacción no hubiera sido la misma. Y es que después de ver a Derek Jacobi hecho una pepona y a Ángela Molina con las canas sin teñir, qué quieren... Intento apoyar mi escena, como dice Jam Albarracín, pero es que a veces lo ponen muy difícil.
Termina la peli y nos vamos a cenar. Copas de la organización en Ikebana. Vuelvo a casa. El sábado próximo es la clausura, con homenaje a Manuel Alexandre incluido. A ver si repito.

lunes, 3 de diciembre de 2007

Verstringismo

Me quedo muerta. Veo "La Noria" el sábado por la noche (triste, lo sé, pero más triste es robar) y me encuentro con un fantasma: Jorge Verstrynge. Ahora se escribe así, con "rs" y con "y"; yo de toda la vida de Dios le había llamado Vestringe, pero bueno, quien hace esos cambios políticos también puede hacer cambios de apellido. Ojiplática estoy mientras le veo con ese look de guerrillero a lo Woody Allen en "Bananas", pero el momento exacto en el que se me atraganta la pizza es cuando Jordi González lo presenta como "asesor del Ejercito de la República Bolivariana de Venezuela". ¡¡COF, COF!! Un poco más y me ahogo con el champiñón. Menos mal que mi churri está en 5º de "Hospital Central" y en 2º de "Anatomía de Grey" y me hace la maniobra de Heimlich: el champiñón sale despedido y cae en la pantalla de la tele. Salvada.
Discuten una vez más sobre el comentario del Rey a Chávez y el referéndum que va a tener lugar al día siguiente. La cosa se va calentado y llegan sms del tipo "k se calle el k está al lado del calvo" (por Verstrynge). Está claro que soy muy vieja, porque ninguno de los espectadores reconoce al que está al lado del calvo. Verstrynge se ríe en tonos selváticos mientras yo recuerdo lo atildado y lo repeinaico que iba antes, cuando era Secretario General de Alianza Popular y estaba casado con María Vidaurreta (otra que tal baila, después de lo de Jorge estuvo saliendo con José Luis de Vilallonga; gusto exquisito que tiene la señora) y tuvo dos hijos a los que les puso Sigfrido y Eric (ahora les hubiera puesto Simón y Bolívar, todavía han tenido suerte los zagales). Después de la bronca con Fraga "evolucionó ideológicamente hacía posturas políticas socialistas y europeístas y, actualmente, marxistas y antimundializadoras" según Wikipedia. Y ahora acaba en "La Noria". Es lo que se conoce como "verstringismo". Sí, ustedes lo han oído en un diferencial de la 1ª temporada de "House":
- House: Veamos... ¿Cameron?
- Cameron: Tiene que ser algo autoinmune.
- Chase: No, yo creo que es lupus.
- House: Vale, y yo creo que con esta evolución tan rara que presenta es verstringismo. Ponedle inmunoglobina ya. Si mejora gano yo; si muere, vosotros.
Y digo yo que todo el mundo tiene derecho a cambiar. A mí antes no me gustaban las habichuelas y ahora me encantan, despreciaba la música disco y ahora tienen que atarme para que no me ponga a bailar como una loca cuando suena el "Last Dance" de Donna Summer. Pero es que una cosa es evolucionar de forma natural hacia los platos de cuchara y el funky y otra muy distinta es el vertringismo. Y más con esas pintas. Debería asesorarle Nati Abascal, que también salió en "Bananas" y entiende de atuendos guerrilleros. La diferencia es que cuando terminó el rodaje dejó allí el vestuario. Claro que ahora está muy ocupada con lo de Jaime y no sé si va a poder. Pobretica. Si es que no da abasto.